Una vez que definimos los tres puntos anteriores, es hora de personalizar el blog. La razón para personalizar nuestro blog es simple: para poder destacarte de los miles de blogs que hay dando vueltas. Un blog que utiliza un template ya conocido causa una impresión mala en el visitante, la sensación es como si los contenidos no fueran originales ya que el diseño no lo es. Es sólo una sensación y probablemente si te llamas Matt Cutts no importe mucho si usas un tema por defecto o muy popular, pero si tu objetivo es generar credibilidad y lectores a largo plazo, tu mejor estrategia es comenzar por un buen diseño.

En el caso que desees intentarlo en lugar de contratar un diseñador profesional (nunca subestimes a los diseñadores!), la mejor opción será tomar un tema que sea de tu agrado y personalizar la cabecera en la medida de tus posibilidades. Herramientas como Photoshop o The Gimp te ayudarán a crear una imagen que sea atractiva. Obtiene imágenes de stock.xchng, un excelente repositorio de imágenes royalty-free, y ensambla un header atractivo.

Utiliza combinaciones de texto y fondos que sean fáciles de leer, como por ejemplo texto negro en fondo blanco y prueba esas combinaciones con familiares y amigos.

Este post es parte de la serie Comenzando un blog

Be Sociable, Share!

Suscribite al feed de Proweblogs y baja el eBook gratis "Ganando Dinero con tu Blog"