Jakob Nielsen, autoridades más respetadas en el ámbito mundial sobre usabilidad en la web, escribió este post sobre los diez errores más comunes que cometen los bloggers. La lista es de puntos bastante obvios en una primera mirada, pero sin embargo en la mayoría de las veces se falla.

A través de Microsiervos reproduzco la traducción:

  • No hay biografía del autor. Los usuarios quieren saber con quién están tratando. Los textos anónimos tienen menos credibilidad que los que están firmados.
    No hay fotografía del autor. Proporciona una impresión más personal del autor. Conecta los mundos virtual y real. Una gran parte del cerebro humano está dedicada a reconocer y recordar caras.
  • Títulos de posts no descriptivos. Evita titulares graciosos que no tienen sentido fuera de contexto. El título del post es un microcontenido y hay que tomárselo como un proyecto en si mismo. Los titulares descriptivos son importantes para representar tu blog en buscadores, fuentes RSS y otros servicios.
  • Los enlaces no dicen a dónde van. La vida es demasiado corta para cliquear en cosas desconocidas. Dile a la gente qué van a encontrar en el otro lado del enlace; no enlaces usando «esto», «aquello» o similares. Usa el título de la página de destino o incluye una descripción usando el parámetro TITLE en los enlaces.
  • Los éxitos clásicos quedan enterrados. No relegues al archivo los posts con valor duradero. Resáltalos con enlaces en tu sistema de navegación y recuerda enlazar a textos antiguos en tus posts nuevos; no todo el mundo lleva leyéndote toda la vida.
    El calendario es la única navegación. Usa categorías, pero evita etiquetar un post con casi todas tus categorías; sé selectivo. De todos modos, no te pases con las categorías, 10 ó 20 deberían ser suficientes.
  • Frecuencia irregular de publicación. Establecer y cumplir las expectativas de los usuarios es uno de los principios fundamentales de la usabilidad en web. Escoge una perioricidad de publicación y atente a ella, pero no publiques por publicar. Internet ya está bastante llena de basura.
  • Mezclar temas. Las únicas personas que lo leen todo son las que tienen demasiado tiempo (pocas). Los sitios especializados son los que tienden a tener más éxito y a atraer un público de más calidad.
  • Olvidar que escribes para tu futuro jefe. Piensa en cómo le sentará lo que escribes a un contratador dentro de diez años. Si no quieres que tu futuro jefe lo lea, no lo publiques, pues una vez que esté publicado quedará archivado y cacheado en muchos más sitios de los que imaginas, y ya no hay vuelta atrás.
  • Tener un nombre de dominio que pertenece a un servicio de blogs. Dejar que otro sea dueño de tu nombre significa que son dueños de tu destino en Internet. Pueden degradar el servicio todo lo que quieran. Cuanto más tiempo estés con el dominio de otro, más te costará independizarte.

En los próximos posts me dedicaré a desmenuzar cada uno de estos postulados para buscar soluciones y alternativas.

Be Sociable, Share!

Suscribite al feed de Proweblogs y baja el eBook gratis "Ganando Dinero con tu Blog"