Si decidiste tener tu propio blog seguramente registraste un dominio, contrataste un web hosting, instalaste la plataforma elegida, pusiste publicidad y comenzaste a postear contenido.

Este primer paso requiere una inversión inicial, que, si bien no es mucha, es una inversión al fin, dinero que sale de tu bolsillo. Es por esto que muchas veces empezamos a ver como abaratar costos y generalmente comenzamos por revisar los costos de web hosting, buscando el más barato para mantener los costos fijos bajos.

Ahora bien, hacer esto es una cuchilla de doble filo. Por un lado, es probable que obtengas un ahorro mensual en los costos de hosting, pero por otro lado corrés serios peligros de perder dinero. La estrategia de las empresas de web hosting se basan en un concepto llamado overselling, o sobreventa en castellano, que permite vender planes que a primera vista parecen impresionantes, con GBs de espacio y transferencia, miles de cuentas de email, etc. Usando el razonamiento lógico, ningún negocio se podría sostener brindando realmente todo esto a tan bajo costo como 3 dólares.

El overselling se basa en que la mayoría de los clientes que contratan un plan de hosting usualmente no utilizan todos los recursos que el plan brinda. Probablemente para tener un blog, te alcancen unos 200 Mb con lo cual te sobren unos cuantos Gigabytes de espacio en disco. Lo mismo pasa con todos los otros recursos, incluyendo el procesador del servidor en donde esté alojado tu sitio. Es decir, al contratar un plan de este tipo, tu sitio comparte el poder de procesamiento con otros muchos sitios que la empresa agrupa.

El overselling en sí como estrategia de negocios no tiene nada de malo y gracias a él se sostienen muchas compañias y nosotros podemos acceder a precios realmente bajos. El verdadero problema se presenta cuando tu empresa de web hosting abusa del overselling, por ejemplo hacinando una cantidad enorme de sitios en un mismo servidor, provocando la saturación del procesador y por consiguiente caídas frecuentes. Si tu sitio sufre caídas frecuentes, es probable que seas víctima de un overselling despiadado y eso impactará a la larga directamente tanto en tus ingresos por publicidad, como en la pérdida de lectores y posicionamiento en buscadores.

Para controlar que no tu blog o sitio no sufra caídas frecuentes hay un par de herramientas que pueden ayudarte a darte cuenta si tu servicio de hosting es “demasiado” barato :

SiteUptime: este sitio comprueba la disponibilidad de tu sitio en intervalos de 30 o 60 minutos y puede hacer comprobaciones desde hasta tres ciudades diferentes como Londres, San Francisco, New York y Chicago y de diferentes servicios aparte de HTTP, como FTP y SMTP. En el caso de que tu sitio esté caído, el sistema te notificará vía email hasta tanto no esté nuevamente arriba. Este servicio básico es gratuito, pero existen planes pagos de monitorización avanzada con avisos por SMS y demás funcionalidades.

Montastic: Este servicio es más reciente que SiteUptime. Permite hacer monitoreos de hasta 100 sitios con intervalos de 10 minutos. También posee feeds RSS y un Widget Yahoo! para las notificaciones.

En general, si la idea es monitorear tu blog, Montastic es la solución más recomendada por su menor intervalo de comprobación.Si aparte de tu sitio tenés cuentas de email importantes, SiteUptime probablemente sea más conveniente debido a la monitorización de múltiples servicios. También podés usar ambos en combinación, pero la sensación de pánico cuando tu sitio esté caído será más impactante al recibir tantas notificaciones.

Be Sociable, Share!

Suscribite al feed de Proweblogs y baja el eBook gratis "Ganando Dinero con tu Blog"